LOS ERRORES DEL CAPITALISMO Y DEL MARXISMO

El presente artículo puede aplicarse a cualquier país, aunque está escrito desde nuestra perspectiva. Sabemos que el Marxismo no funciona y aquí explicamos solo algunos de los errores  que lo llevan al fracaso, pero también analizamos los errores que muchas veces hacen fallar al Capitalismo, sobre todo cuando se lleva al extremo. Por regla general todos los extremos son malos y eso se aplica al Capitalismo y al Comunismo Marxista por igual.

Cabe hacer notar que el Comunismo Marxista o Marxismo, es en sí un extremismo, pues toma principios del Socialismo y los lleva al extremo. Este es el caso cubano, y aparte, no le llaman Comunismo sino Socialismo, lo que confunde a las personas que creen que son lo mismo, siendo que el Comunismo es un Socialismo mal entendido, súper extremista e intrínsecamente diabólico.

Algo similar sucede con el Capitalismo, cuando los Capitalistas de extrema derecha consideran que su extremismo es el único Capitalismo que existe y tildan de “Socialistas” y “Marxistas” a todos los que no piensan exactamente igual a ellos,  lo que es incorrecto. El Capitalismo en general se refiere a los sistemas basados en una economía de mercado, y en la Ley de la oferta y la demanda, que es una ley económica tan absoluta como lo es la ley física de la Gravedad.

La oferta y la demanda están presentes y afectan por igual, independientemente del sistema económico que se utilice, pero muchos economistas y casi todos los políticos la ignoran o no la toman en cuenta.

Dicho lo anterior, vamos a pasar a comentar algunos de los principales errores que se cometen  en cada uno de esos sistemas económicos y para ello, vamos a suponer que las demandas son elásticas (defino el concepto en una nota explicativa al final) y sin incluir factores adicionales. Esto es válido, porque dentro de buena parte del rango, las demandas de los bienes y servicios tienden a ser elásticas:

Errores del Marxismo:

  1. Creer que es bueno el Control de Precios o los Precios fijados por el gobierno:
    Esta es una medida populista muy atractiva. Bajar o subir el precio de un producto para poner contenta a la gente. La ley de la oferta y la demanda se aplica y si se baja un precio, la demanda aumenta y viceversa. La mayoría de las veces los precios se fijan abajo del costo de producirlos, ya que éste no es tomado en cuenta. En consecuencia, las fábricas no pueden producir una cantidad adecuada y mientras más producen más dinero pierden, se descapitalizan y se genera escasez.
  2. Creer que el Capital es un problema y que lo importante son los trabajadores (los proletarios):
    Esto es una gran falacia, porque para fabricar cualquier producto se necesita invertir en terrenos, Instalaciones, Maquinaria y Capital de Trabajo. Para eso hace falta Capital. Sin él no se generan empleos ni se producen bienes. Como establecieron la “Dictadura del Proletariado”, el Gobierno (Dictador) dice representar a los obreros que así pierden su personalidad propia. Y como no permiten Capitalistas, el gobierno es el que tiene que invertir pero no tiene dinero propio, sino  que administra el dinero de todos, y esa suma es limitada, y no se pueden generar inversiones suficientes. Entonces la economía se cae, se genera más escasez y se desploma el nivel de vida.
  3. Creer que el Control de Precios control la Inflación:
    El control de precios no controla la inflación, sino que la reprime. Cuando se controla un precio, se desestimula la producción, y se genera escasez. La ley de la oferta y la demanda hace que cuando hay escasez, los precios se disparen. Por eso surgen “mercados paralelos” o “mercados negros” donde se consiguen los productos, pero a precios muy superiores al precio controlado, que la gente normalmente no puede pagar. Y cuando llega el momento que el gobierno no puede sostener la situación y cede, la inflación reprimida y acumulada se dispara, causando una afectación mayor en la economía.
  4. Creer que hay que garantizarle empleo a todas las personas (Pleno empleo):
    Los empleos no se crean por decreto, sino por necesidad económica (nuevamente oferta y demanda). Y siempre existirán personas sin trabajo. De manera temporal el gobierno puede generar una demanda, por ejemplo aumentando las obras públicas o comprando más aviones o tanques de guerra, pero en un sistema comunista esto no funciona y solo genera más inflación. La única forma de crear empleos es establecer condiciones favorables para que el Capital invierta, incluyendo el Capital extranjero, pero los sistemas comunistas rechazan el Capitalismo.

Errores del Capitalismo

  1. Creer que en el Capitalismo el estado no interviene en la economía:
    Una de las cosas que los Capitalistas más critican, es una de las primeras que ellos hacen. Me refiero al control de la economía por parte del estado. El Capitalismo lo realiza sutilmente a través del llamado Banco Central, que controla la emisión de dinero, las tasas de interés, y muchas otras cosas. En teoría está controlando la inflación, pero lo que hace es controlar la oferta de dinero a través de los bancos, y su costo que es la tasa de interés o precio del dinero. De esta forma controla la oferta y la demanda de bienes a través del crédito, y permite que las empresas produzcan más o menos bienes y/o que los consumidores adquieran más o menos productos.
  2. Creer que lo más importante es el Capital y que hay que beneficiarlo solo a él:
    Esto es falso. El Capital es tan importante como el trabajo y ambos se necesitan mutuamente. Sin el trabajo el capital no puede producir y sin el Capital que invierte en nuevas empresas, no se generan empleos. Por eso en una economía sana, tanto el capital como el trabajo deben beneficiarse. La mano de obra, que son las personas, no deben sacrificarse para que el capital obtenga una ganancia, como tampoco el Capital debe sacrificarse para que la mano de obra obtenga un beneficio. Lo correcto es buscar un sano equilibrio.
  3. Creer que cuando se genera riqueza, esta se distribuye sola:
    En toda empresa, la riqueza que se genera aparece como utilidades. Si esas utilidades no se redistribuyen por la vía fiscal, se le acumulan solo a los Capitalistas. Por eso debe existir un régimen fiscal equilibrado que asegure que parte de la riqueza generada se transforme en una mejoría de las condiciones de vida proporcionando educación básica, servicios médicos,  pensiones de jubilación, y otras prestaciones y beneficios sociales.
  4. Creer que las prestaciones sociales son la causa del déficit fiscal y el aumento de la deuda:
    Eso es totalmente falso. El pago de las prestaciones sociales está ligado a los ingresos fiscales. El déficit fiscal se produce cuando el ingreso fiscal no es suficiente para cubrir los gastos; las prestaciones solo son parte de esos gastos. Normalmente el déficit se origina por una mala administración gubernamental o por una caída de la economía en el ciclo económico. Por ejemplo, desde 1994 hasta 2001 en Estados Unidos se estuvieron bajando los impuestos continuamente, sin modificar los gastos y esto creó déficit; En 2001 comenzamos una Guerra cuyo gasto no estaba presupuestado y su costo creo déficit. En 2007 se tuvo una depresión muy fuerte que provocó una caída en los ingresos fiscales y los gastos se tocaron muy poco. Todo esto produce un déficit que se va acumulando.Por eso todo gasto que el congreso apruebe, debe incluir la fuente de fondos para cubrirlos, y si se tiene un gasto extraordinario, como una guerra, debe crearse un impuesto especial de guerra para pagarlo y no dejar que se aumente el déficit de la cuenta corriente.
  5. Creer que aumentar el Salario Mínimo provoca siempre desempleo e inflación:
    Esto sería cierto si la mayor parte de la población ganara el salario mínimo, pero solo el 2.6% de los norteamericanos lo ganan. Un reciente estudio de la prestigiada revista the Economist demostraba que aumentarlo a $10 por hora no causa ningún efecto, y comentaba, que basado en estudios y experiencias previas en otros países, el salario mínimo podría subirse más sin generar un efecto negativo en la economía. El estudio comentaba que un valor igual o menor a $15 por hora, o sea el doble del actual, no causaría desempleo ni inflación.

Desgraciadamente en los últimos años se ha querido bajar los gastos para bajar los impuestos y se ha buscado recortar las prestaciones sociales para hacerlo, pero eso es hacer caer todo el peso de la reducción en un solo sector, rompiéndose la equidad. No es posible que las personas de clase media, después de trabajar toda su vida y pagar sus impuestos oportunamente, al jubilarse se conviertan en pobres. Un gran país, que dice ser el número uno del mundo, no puede permitir eso.

Ya sabemos que los sistemas Marxistas fallan, pero también sucede en los sistemas Capitalistas, y el Capitalismo falla, porque no se siguen las reglas económicas, porque los políticos votan en muchos temas que ignoran y porque no se lleva a cabo una administración adecuada de los recursos. Entonces, la economía se subordina a la política y se toman decisiones sin conocer  el impacto que pueden tener.

Muchos de los representantes estatales, gobernadores, congresistas y senadores no dominan los conceptos económicos y administrativos básicos. Si para ejercer diversas profesiones y oficios como ser carpintero, vendedor de bienes raíces, o Ingeniero en Calidad se requiere pasar un examen de certificación, ¿No sería conveniente establecer como requisito que para poder aspirar a ocupar ciertos cargos públicos se tenga que obtener una certificación que asegure tener ciertos conocimientos?

Con eso no se evitarán los errores, pero pueden disminuirse notablemente.

Nota: Demanda Elástica e Inelástica: La demanda es elástica cuando una disminución del precio produce un aumento considerable de la demanda. Por ejemplo, si baja el precio del huevo, mucha gente que no come huevos o come pocos, empezará a comer más huevos y aumentará la demanda. Es un ejemplo de demanda elástica. Pero si seguimos bajando el precio del huevo, llega un momento en que la gente ya no puede comer más huevos y la demanda se estanca. En ese momento, la demanda se convierte en inelástica.

SÍGANME EN TWITTER: @JorgeRosSr

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  1. Muy acertado analisis. Yo personalmente pienso que tanto corrupcion en ambos sistemas no dejan ver la realidad de cual es malo y cual es peor.

  2. Pingback: LOS ERRORES DEL CAPITALISMO Y DEL MARXISMO – MI OPINIÓN | Bitácoras Cubanas